Esta línea de trabajo involucra el diseño e implementación de una instalación sonora inmersiva creada a partir de audios generados usando el método de time-lapse sonoro que integra aspectos temporales, espaciales y dinámicos del paisaje sonoro de un humedal presentado en un formato de audio multi-canal. 

La instalación sonora “A Queda do Céu” de André Mestre explora las características acústicas de humedales de la ciudad de Valdivia y su complejo lugar en el patrimonio natural de la ciudad. Visualmente el trabajo se inspira en el movimiento artístico Arte Povera y proporciona una muestra minimalista de la constitución orgánica de los humedales explorando relaciones entre agua, luz y cientos de bloques de madera suspendidos. La pieza central de la escultura está marcada por una presentación espacial y aural que sugiere una perspectiva crítica y estética de estos frágiles ecosistemas.